Decoraciones navideñas: tradición y actualidad

Se acerca el mes de Diciembre y ya se comienza a respirar en el ambiente el aroma navideño. La Navidad es sin duda una de las festividades más hermosas del año. Durante esta época el amor fraternal, la solidaridad y los buenos deseos son los principales protagonistas, encarnados en la figura de Jesús, el hijo de Dios, quien vino al mundo a traernos un mensaje de salvación.

Es costumbre en estas fechas decorar las casas y los lugares de trabajo como una manifestación externa de esa disposición espiritual que se debe tener para celebrar este hermoso acontecimiento. Tradicionalmente, las decoraciones se realizan al comenzar el Adviento, que es la época previa a la Navidad y que según la tradición católica, son los cuatro domingos previos al 24 de Diciembre. Sin embargo, ya a comienzos del mes de Noviembre las vidrieras de las tiendas se visten de motivos navideños para ofrecer al públicolas mejores opciones.

Entre las decoraciones básicas suelen estar la Corona de Adviento, el Árbol de Navidad y el Belén, Nacimiento o Pesebre.

La Corona de Adviento es una corona hecha de hojas y frutos de coníferas con cintas y bolas rojas, en cuyo centro se colocan 4 velas que se encienden secuencialmente cada domingo previo a la Nochebuena. La misma suele colocarse como centro de mesa en el comedor o sala de estar de las viviendas.

El Árbol de Navidad, no es más que un pino que representa al mundo, decorado con cintas, frutos, bolas y luces de diferentes colores que simbolizan la abundancia y los dones que Dios ha regalado a la humanidad. En la punta está coronado con una estrella que representa la Estrella de Belén, cuyo intenso brillo señala el nacimiento del Mesías y representa la luz divina.

El Belén, Pesebre o Nacimiento es una representación plástica del nacimiento del hijo de Dios basada en las narraciones de los evangelios y de antiguas tradiciones cristianas. Básicamente consta de un pequeño establo en cuyo centro se coloca una cuna flanqueada a la izquierda por José y a la derecha por María. El día 24 de Diciembre a media noche se coloca la figura del niño Jesús. El resto de los elementos dependen de la creatividad y los recursos económicos de la familia y suelen ser figuras de pastores y animales, casa de la época, los reyes magos y la estrella de belén. El nacimiento se suele colocar a los pies del Árbol de Navidad o en un rincón de la sala de estar de las casas.

Otros elementos decorativos suelen ser las figuras de Santa Claus o Papá Noel, figuras de caramelos y bastoncillos, calcetines navideños para colocar regalos, Coronas y guirnaldas que se colocan en la puerta de entrada de los hogares o sitios de trabajoy platos decorados con motivos navideños para colocar los dulces y bollería que se ofrecen a los visitantes en estas fechas.

Siempre debes tomar en cuenta que las decoraciones deben adaptarse al sitio y no al revés. Aprovecha al máximo los elementos que forman parte del lugar evitando los recargos. Por ejemplo, si tienes una planta ornamental, puedes decorarla con luces y cintas. Si tienes figuras de muñecos una idea muy creativa es colocarles un gorro de navidad.También puedes decorar los marcos de las puertas y ventanas con cintas, luces y guirnaldas o simplemente colocar un nacimiento miniatura en la biblioteca.

No importa si tienes poco o mucho dinero para decorar tu casa u oficina, lo importante es expresar ese sentimiento de amor a la humanidad que se manifiesta en estas fechas a través de las adornos navideños y compartir con la familia y compañeros de trabajo esta hermosa actividad de hacer las decoraciones como símbolo de la preparación espiritual que estamos haciendo para recibir al hijo de Dios en nuestros corazones.